El Rector Alfonso Esparza Ortiz convivió con los universitarios en una colorida y alegre quermés

Como una gran comunidad, los universitarios de la BUAP celebraron las fiestas patrias con una colorida quermés, en la que hubo música, baile, juegos mecánicos, función de lucha libre y, desde luego, una variedad de antojitos mexicanos, todo preparado para el deleite y la convivencia de estudiantes, docentes y personal no académico que se reunieron en la explanada del Polideportivo “Ignacio Manuel Altamirano”, en C.U.

El motivo del encuentro: fortalecer lazos de fraternidad, pertenencia e identidad, al cual se sumó el Rector Alfonso Esparza Ortiz, quien aprovechó la ocasión para convivir con la comunidad buapachosa que disfrutó de la música y los atractivos que la Institución puso a su alcance en esta fiesta popular, como la función de lucha libre, un deporte emblemático de la cultura mexicana.

Con porras y mentadas, uno a uno fueron recibidos los luchadores, sin distinguir a rudos de técnicos. Ya en el ring, lo de menos eran los personajes. Lo que realmente importaba era la cascada de golpes y patadas que ellos, los luchadores, ejecutaban con suma destreza, al compás de las risas y rechiflas de los asistentes.

Tras abandonar el espectáculo montado en el cuadrilátero, Esparza Ortiz se dirigió a la zona de los platillos mexicanos, mezcla de aromas y colores, para convencerse de la variedad de antojitos preparados para dicha celebración. Durante el trayecto, decenas de jóvenes se le acercaron para conversar y tomarse una selfie.

Una vez terminado el recorrido, durante el cual se podían saborear los platillos con los aromas que emergían de cada puesto, el Rector de la BUAP caminó hacia los juegos mecánicos, donde tuvo la osadía de subirse a más de uno, como el Kamikaze y el Terminator, para sentir en cada giro cómo la cabeza puede ocupar el lugar de los pies mientras se está en el aire.

Mientras unos jugaban canicas, otros bailaban al ritmo de salsa, o comían chalupas, o disfrutaban de los juegos mecánicos… Así, en un ambiente de fraternidad e identidad,  la comunidad BUAP celebró la Independencia de su país, el México al cual se debe su Universidad.

No hay comentarios

Dejar respuesta