• Se llevó a cabo el “Taller de inducción y grupos de enfoque para analizar la versión 7 del PNPC”.

La Máxima Casa de Estudios de Puebla fue sede del “Taller de inducción y grupos de enfoque para analizar la versión 7 del Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC)”, en el cual participaron coordinadores de posgrado de la Universidad y de diversas instituciones de educación superior del estado, quienes desde sus respectivas áreas plantearon nuevos criterios de evaluación para dicho programa.

Ante académicos e investigadores reunidos en el Salón de Proyecciones del Edificio Carolino, Ygnacio Martínez Laguna, vicerrector de Investigación y Estudios de Posgrado de la BUAP, aseveró que las instituciones de educación superior “tienen una gran responsabilidad de atender los procesos de gestión, análisis y evaluación de los sistemas de posgrado, para que se cumplan de la mejor forma”.

Luis Ponce Ramírez, director del PNPC de Conacyt, señaló que una de las principales premisas que motivó la creación de esta nueva versión es la implementación de mejores prácticas de recursos humanos, que permitan la empleabilidad de los egresados en sectores no académicos, por lo que mediante este ejercicio se buscará establecer los criterios a seguir para fortalecer los programas de posgrado.

Afirmó que entre los retos actuales de las universidades y centros de investigación se encuentran fomentar y premiar la pertinencia, flexibilizar la integración de programas de estudios y nuevos posgrados, disminuir estructuras burocráticas, profundizar en las necesidades del entorno, facilitar la participación de investigadores en programas de posgrado y fomentar el desarrollo de proyectos conjuntos con la sociedad.

“De igual forma, las instituciones se enfrentan a la necesidad de adaptarse a una serie de cambios profundos, como el crecimiento de la demanda de formación en el posgrado, la empleabilidad de los egresados, así como la internacionalización de éste y la investigación”, destacó.

En México –dijo- se ofrecen más de 12 mil posgrados, de los cuales el 64 por ciento -más de 7 mil- corresponde al régimen particular y, de esta cifra, el 79 por ciento a las áreas de humanidades y ciencias sociales, mientras que el resto al régimen público, junto con los centros de investigación.

Asimismo, dio a conocer que de los 27 mil 066 miembros del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), el 31.3 por ciento pertenece al área de las ciencias básicas, el 38.1 a las ciencias aplicadas y 30.6 por ciento al área de humanidades y ciencias sociales.

Con respecto a la distribución de los planes de estudio que forman parte del PNPC, de los 2 mil 159, el 15.2 por ciento pertenece al área de ciencias básicas, el 49.2 por ciento a ciencias aplicadas y el 35.5 por ciento a humanidades y ciencias sociales.

Las propuestas hechas durante la jornada serán analizadas por Conacyt en los próximos meses, para ser implementadas de forma gradual.

No hay comentarios

Dejar respuesta