Para la operación del centro de espionaje telefónico detectado en Puebla, como el que detalla en su información el Periódico Reforma, se requiere una inversión millonaria, por lo que en la demanda presentada ante la Procuraduría General de la República, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) solicitará se investigue si desde dichas instalaciones se graba ilegalmente a militantes de todo el país y a personajes del panismo de distinta corriente a  la de Rafael Moreno Valle, gobernador del estado.

De acuerdo con lo informado, desde ese centro se registran conversaciones de priistas y se hacen públicas para denostar a afiliados y candidatos. Tal es el caso de militantes no sólo de Puebla, también de Veracruz, Sinaloa, Durango y  Oaxaca.

De igual forma ha sucedido con personajes panistas de distinta corriente a la que encabeza el gobernador Rafael Moreno Valle, a quien se le conoce ahora como el “Emperador del Espionaje”.

Así lo mencionó el delegado del Partido Revolucionario Institucional en la Sierra Norte de Puebla, Víctor Díaz Palacios, quien manifestó que “no extraña la defensa que hace el actual senador poblano de Rafael Moreno Valle, porque no hay duda que entre ellos existe un acuerdo inconfesable establecido hace poco tiempo, porque basta recordar que el hoy lacayo del gobernador de esta entidad apoyó a su compañero de bancada, Ernesto Cordero, en la lucha para ser presidente del PAN. En aquel momento, Lozano denunció las prácticas arbitrarias y abusivas del gobernador que impidió hacer uso de las instalaciones del PAN para hacer proselitismo a favor de Cordero”.

No existe duda alguna que es desde Puebla donde el “Emperador del espionaje”, Rafael Moreno Valle tiene su centro de escuchas y de esa forma ilegalmente capta información de los adversarios de su partido y de otros institutos políticos.

No hay comentarios

Dejar respuesta