• Es el modelo que se utilizará a nivel nacional para que los núcleos ejidales y las comunidades puedan tener un espacio adecuado para realizar sus actividades.
  • “Cuando un gobernante escucha a la gente, sus acciones de gobierno son más eficaces, porque oye la demanda de la sociedad”, afirmó el subsecretario de Desarrollo Agrario de la dependencia, Gustavo Cárdenas Monroy.

El Gobierno de la República, a través de Secretaria de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (SEDATU), entregó la construcción de la casa comunal en la comunidad de San Pedro Atlapulco, en Ocoyoacac, Estado de México, como parte del Programa de Infraestructura para el Fortalecimiento de Núcleos Agrarios.

La obra se realizó con recursos del Gobierno que encabeza el Presidente Enrique Peña Nieto y es el resultado del Convenio para el Fortalecimiento de Núcleos Agrarios en el marco del Programa de Infraestructura de la SEDATU, firmado con 25 municipios, como parte del Consejo Estatal de Desarrollo Agrario del Estado de México.

Al desvelar la placa conmemorativa, en representación de la Titular de la SEDATU, Rosario Robles, el subsecretario de Desarrollo Agrario, Gustavo Cárdenas Monroy, señaló que este tipo de instalaciones son el modelo que se utilizará a nivel nacional para que los núcleos ejidales y las comunidades puedan tener un espacio adecuado para realizar sus actividades.

“En la comunidad de San Pedro Atlapulco, el Gobierno de la República dispuso recursos para que se hicieran estas instalaciones, las cuales beneficiarán a 4 mil 288 personas de los núcleos agrarios de San Pedro Atlapulco, y sus anexos San Miguel Almaya y Santa María Coaxusco”, dijo.

Afirmó que cuando un gobernante escucha a la gente, sus acciones de gobierno son más eficaces, “porque escucha la demanda de la sociedad, lo que permite hacer que la situación de las comunidades vayan cambiando, elevando las condiciones de vida con una mejor infraestructura y que la casa comunal entregada es muestra de ello”.

“Porque en México somos plurales y todas las acciones que han transformado al país las ha generado la sociedad, porque toda las voces y las voluntades generan una gran fuerza que es la que provoca los cambios, de ahí la importancia de  escuchar a la población, porque es la única forma de dejarle mejores condiciones de vida a las nuevas generaciones”, dijo.

La obra comprende la construcción de la casa comunal para dotar a sus habitantes de infraestructura urbana digna, cuyo objetivo es mejorar las condiciones de vida, detonante de actividades económicas, sociales y culturales que comprende un edificio de 115.37 metros cuadrados, áreas de reunión, oficinas y servicios sanitarios, cimentación cubierta al exterior con arco-techo de 286 metros cuadrados.

Durante el evento, acompañaron a Cárdenas Monroy la presidenta municipal de Ocoyoacac, Diana Pérez Barragán; el diputado local, Francisco Javier Eric Sevilla Montes de Oca; el delegado de la SEDATU en el Estado de México, Andrés Fernández Martínez y autoridades ejidales.

No hay comentarios

Dejar respuesta