Trabajadores temporales y de base del Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM) en Tula Hidalgo, acusan al encargado sindical Jesús Alvarado Morales, de violentar las garantías laborales de los electricistas, convirtiéndose en un corrupto en esta demarcación.

Y es que pese a que las políticas implementadas en el SUTERM a nivel nacional, dejan en claro que no deben de haber actos de nepotismo, Jesús Alvarado Morales, promueve entre su grupo cercano dar bases a familiares y recomendados,  violando los derechos de los trabajadores a espaldas del Secretario General, Víctor Fuentes del Villar.

“Esto constituye un terrible acto de corrupción, ya que hay decenas de trabajadores que desde hace años soñamos en obtener una base a través de nuestro trabajo honesto, con preparación y resultados de calidad”, explicaron los afectados.

Y es que de acuerdo a los inconformes, desde hace 3 meses en la zona de distribución de CFE en Tula, se vive un ambiente de persecución y hostigamiento laboral.

“Recibimos amenazas continuas a través de este grupo gansteril que se ha querido hacer a toda costa y en contra de los deseos de la mayoría, del control sindical de la zona”, refieren.

 Agregaron que este grupo de mercenarios han perdido dos elecciones, en donde los electricistas los repudiaron, sin embargo,  buscan a través de un recurso ilegal  se vuelva a repetir la elección este próximo martes 27 de septiembre, desafiando la autoridad del Secretario Nacional, Víctor Fuentes del Villar, desacreditándolo con la base trabajadora.

Además este grupo encabezado por Jesús Alvarado Morales y su hijo Darío Alvarado Román, tienen ya varias denuncias por extorsión de usuarios de CFE, por pedir dinero para no efectuar cortes, o por realizar ampliaciones ilegales de red eléctrica.

Por tal motivo, queremos hacer pública nuestras inconformidades para que las autoridades de Comisión Federal de Electricidad (CFE) y el SUTERM tomen cartas en el asunto.

No hay comentarios

Dejar respuesta