• Acompañada por el gobernador Graco Ramírez, la Titular de la SEDATU realizó un recorrido por la unidad habitacional de “El Higuerón”, en Jojutla, donde supervisó las acciones de demolición, remoción y limpieza de escombros.
  • En Cuernavaca ofreció una conferencia de prensa en la que anunció que a partir de la segunda quincena de noviembre se entregarán las tarjetas a familias que tuvieron afectaciones en sus viviendas tras el sismo del 19 de septiembre.

La Secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Rosario Robles Berlanga, nombró al Comité de “Mujeres Vigilantes” para la reconstrucción del estado de Morelos, “porque las mujeres −afirmó − somos la fuerza de este país y con su ayuda vamos a sacarlo adelante”.

Acompañada por el gobernador Graco Ramírez, la Titular de la SEDATU realizó un recorrido por la unidad habitacional de “El Higuerón”, en Jojutla  −una de las más afectadas por los sismos del 19 de septiembre pasado−, donde supervisó las acciones de demolición, remoción y limpieza de escombros.

Allí, durante su recorrido, rodeada por mujeres jefas de familia y damnificados, nombró a las “Mujeres Vigilantes” de la reconstrucción.

“Estamos haciendo este nombramiento porque las mujeres son la garantía de que la reconstrucción se va a hacer bien. Estamos hablando de nuestras familias. Agradezco a estas mujeres que han aceptado el trabajo voluntario y yo sé que vamos a salir adelante y a reconstruir y tener nuestras casas porque de por medio están nuestros hijos”, afirmó.

Destacó que la enseñanza más grande ante la tragedia es la unión de los mexicanos. “Nos unimos, nos damos la mano y actuamos como una sola familia que somos, sin colores ni distingos, una sola causa que se llama nuestra patria, se llama México”.

A nombre de las “Mujeres Vigilantes, la señora Pilar Camacho agradeció el apoyo de los gobiernos federal, estatal y municipal y pidió su apoyo para que esta comunidad se reconstruya en su totalidad.

Momentos antes, en conferencia de prensa ofrecida en la ciudad de Cuernavaca, la Titular de SEDATU anunció que a partir de la segunda quincena de noviembre se entregarán los apoyos económicos a las familias que tuvieron afectaciones en sus viviendas tras el sismo del 19 de septiembre.

Reconoció el trabajo coordinado de los tres niveles de gobierno para tener un censo transparente que estableció el tipo de daño de las viviendas afectadas.

Detalló que se aplicará la misma mecánica empleada tanto en Oaxaca como en Chiapas, es decir, se entregarán tarjetas del Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (BANSEFI) con 15,000 pesos a quienes tuvieron un daño parcial y 120 mil pesos a quienes reportaron un daño total de su vivienda.

Adicionalmente, Sociedad Hipotecaria Federal ofrece créditos de hasta 100 mil pesos a un tasa de 7 por ciento para aquellas familias que deseen reconstruir una vivienda más grande.

En todo momento, reiteró, en todos los municipios afectados se instalarán módulos de la SEDATU donde las familias damnificadas podrán recibir asesoría técnica para la autoconstrucción de sus viviendas.

Las empresas productoras sociales de vivienda, estableció, serán fundamentales para la autoconstrucción asistida.

“Se trata de que la gente reconstruya su vivienda en donde ya vivía sin trámites burocráticos”, dijo la Secretaria Rosario Robles.

Rosario Robles advirtió que este proceso no solo es para reconstruir, sino para mejorar, por lo que se deberán reubicar a las familias que viven en zonas de riesgo y cuyos hogares deberán tomar en cuenta que Morelos es una zona sísmica.

“Tenemos que construir con criterios de seguridad para que las viviendas sean estables y no corran riesgos”, sostuvo.

Añadió que junto con la Secretaría de Gobernación la SEDATU trabajará con todos los municipios afectados en una guía para construcción en zonas sísmicas.

Por su parte, el Oficial Mayor de la Secretaría de Gobernación, Jorge Márquez Montes, detalló que luego del censo de daños en la entidad se contabilizaron un total de 15,801 viviendas afectadas, de las cuales 10,431 reportaron daño parcial y 5,370 fueron pérdida total. Además, ya se procedió a la demolición de 527 casas y al retiro de más de 100 mil metros cúbicos de escombros.

En su intervención, el gobernador Graco Ramírez ratificó la voluntad de su gobierno de trabajar con la Federación en la reconstrucción de Morelos.

Destacó la coordinación con el Gobierno de la República para realizar el censo bajo las estrictas reglas del FONDEN. No Obstante, Reconoció que aquellas viviendas afectadas que no fueron reconocidas por el Fideicomiso, el gobierno del estado las atenderá,

“Se trata de dar certeza a los morelenses; de parte de los gobiernos federal y estatal hay coordinación para atender al conjunto de damnificados sin distingo y con todas las posibilidades de que podamos reconstruir a Morelos tras este inesperado e inédito sismo”, comentó.

No hay comentarios

Dejar respuesta