Braulio Paisano

Texmelucan, Pue.- A punto de terminar el año 2016 se realizó el cabildo extraordinario para la aprobación del presupuesto de egresos aplicable a partir de enero del 2017; tras muchas horas de estudio los cabildantes de Texmelucan, aprobaron por unanimidad la proyección presupuestaria en donde se asignan recursos para el ejercicio administrativo como seguridad pública, servicios públicos, obras, apoyos, atención a grupos vulnerables, adquisición de bienes muebles e inmuebles, gasto corriente, servicios administrativos, en fin todo lo que se tiene que gastar que en total se aproxima mucho a los 300 millones de pesos como techo financiero.

De todo lo anterior llama mucho la atención la inversión que el gobierno municipal encabezado por Rafael Núñez Ramírez, utilizará para dos temas concretos:

El gasto que pretende ejercer en materia de seguridad pública alcanza los 61 millones de pesos de los cuales, más de 20 millones se aplicaran en la Dirección de Tránsito y Vialidad Municipal, entre la contratación de “más” agentes, señalética, prevención, equipo para los agentes etc.

Otros casi 40 millones de pesos serán destinados para la Dirección de Seguridad Pública Municipal, en el mismo, sentido, contratación de más personal, equipo policiaco, y la operatividad administrativa de la Comisaria Municipal.

Por otra parte, está el gasto que ejercerá Rafael Núñez y su equipo de trabajo, un total de 13 millones de pesos, que serán utilizados en lo que a él convenga, concretamente 8 millones 712 mil pesos, podrá gastar el petista en lo que se le antoje, comidas, combustibles, gastos de representación, sus chicles, la boleada, la renta y lavada de su camioneta blindada, las tortas y los refrescos.

Mientras tanto, su “staff” el del presidente, podrá ejercer 4 millones 277 mil pesos, aquí entre nos, su estaf, es su dirección de comunicación social, cuyo titular es José Antonio de la Vega Moreno, quién tan solo en la segunda mitad del 2016, ejerció un gasto que supera el millón y medio de pesos, vendiéndole al cabildo de Texmelucan y al presidente municipal la idea de que la percepción social a favor del edil había mejorado de manera substancial, lo que resultó ser una mentira que solo ellos se creen.

El punto divertido del cabildo, fue la idea mascullada entre dientes de una supuesta relación amorosa entre una regidora y el titular del Staff del presidente, quienes al parecer han dejado traspasar lo personal de los laboral, pues si bien el tema es un asunto privado entre dos personas, la  burla por su apariencia física no se dejó esperar, se augura un 2017 lleno de pesos para gastar y de pasión desenfrenada en el ala poniente del edificio que alberga a la presidencia municipal. Uff¡¡

No hay comentarios

Dejar respuesta