Donald Trump; Presidente de Estados Unidos

Por Redacción

Washington, EU.- Un ex asesor de la campaña del Presidente Donald Trump se declaró culpable de mentir al FBI sobre la comunicación que tuvo con rusos, dijo el Fiscal especial Robert Mueller, mientras que Paul Manafort, ex director de la campaña, y su socio comercial, se declararon inocentes de asociación ilícita en contra de Estados Unidos y otros cargos.

La declaratoria de culpabilidad de George Papadopoulos representa el primer proceso penal que cita interacciones entre asociados de la campaña de Trump e intermediarios rusos durante la contienda presidencial del 2016. Este desarrollo llevó la investigación de Mueller hacia una nueva fase, con cargos de delitos graves y posibles sentencias de prisión para integrantes clave del equipo de Trump, incluyendo Manafort, quien dirigió la campaña durante meses cruciales, y Rick Gates, un asistente de la campaña.

Documentos presentados en la Corte también revelaron que Papadopoulos supo que los rusos tenían material “sucio” sobre la candidata presidencial Hillary Clinton, en la forma de “miles de correos electrónicos”, el 26 de abril del 2016, mucho antes de que se supiera públicamente que los correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata y la campaña de Clinton habían sido hackeados.

Papadopoulos ha estado cooperando con los investigadores, de acuerdo con documentos presentados en Corte, señal potencialmente de mal agüero para otras personas cercanas a Trump que podrían resultar implicadas por su testimonio. En un comunicado, los abogados de Papadopoulos dieron a entender fuertemente que su cliente tiene más información para declarar.

Durante la conferencia de prensa diaria, la portavoz de la Casa Blanca Sarah Sanders restó importancia al papel de Papadopoulos en la campaña, calificándola de “extremadamente limitada”.

 “La campaña no le pagó”, dijo Sanders. “Cualquier cosa que haya hecho, habría sido por cuenta propia”.

Sanders dijo que la Casa Blanca ha recibido “señales” de que la investigación de Mueller podría concluir “pronto”.

Trump se apresuró a tuitear que las acusaciones contra Manafort ocurrieron “hace años”, e insistió en que “no hay colusión” entre su campaña y Rusia.

“¿Por qué la corrupta Hillary y los demócratas no son el foco?”, agregó.

Manafort y Gates comparecieron en una corte federal de Washington y se declararon inocentes de todos los cargos. Manafort y Gates salieron, pero fueron puestos bajo arresto domiciliario. Manafort salió tras pagar una fianza de 10 millones de dólares, mientras que Gates salió con una fianza de cinco millones.

Afuera de la Corte, el abogado de Manafort, Kevin Downing, criticó los cargos: “No hay evidencia de que el señor Manafort o la campaña de Trump se coludieron con el gobierno ruso”.

El acuerdo de culpabilidad de Papadopoulos ocurrió el 5 de octubre, pero fue hasta el lunes que hizo público. En documentos de la corte, admitió haberle mentido a agentes del FBI sobre la naturaleza de sus interacciones con “extranjeros”, quienes él pensaba tenían conexiones cercanas con altos funcionarios del gobierno ruso. Entre esas interacciones se incluye hablar con intermediarios rusos que intentaban concretar un encuentro entre Trump y el mandatario ruso, Vladimir Putin, y ofrecer “tierra” contra Clinton.

Los documentos de la Corte no proporcionan detalles sobre los correos electrónicos o con quién pudo haber hablado Papadopoulos sobre los esfuerzos del gobierno ruso.

El FBI entrevistó el 27 de enero a Papadopoulos sobre sus conexiones con Rusia, una semana después de la toma de posesión de Trump. La entrevista precede a la designación de Mueller, pero fue parte de una pesquisa que asumió del FBI sobre la interferencia de Rusia en las elecciones.

Papadopoulos fue arrestado en el Aeropuerto Internacional Dulles a mediados de año, y desde entonces se ha reunido con el gobierno “en numerosas ocasiones para proporcionar información y responder preguntas”.

Los cargos por separado en contra de Manafort y Rick Gates aseveran que los hombres actuaron como agentes extranjeros no registrados a favor de intereses ucranianos. La denuncia también incluye otras cuentas financieras de decenas de millones de dólares canalizadas a través de cuentas offshore.

La denuncia contra Manafort no hace referencia a la campaña de Trump ni realiza acusaciones sobre coordinación entre el Kremlin y los allegados al Presidente para influir a favor de Trump en el resultado de las elecciones. Pero asegura que la conspiración criminal se extendió hasta febrero de este año, después de que Trump asumió la presidencia.

La denuncia interpuesta en una Corte federal de Washington acusa tanto a Manafort como a Gates de canalizar pagos a través de compañías extranjeras y cuentas bancarias como parte de su labor política en Ucrania.

El proceso detalla 12 cargos, incluyendo conspiración contra Estados Unidos, conspiración para lavado de dinero, ejercer como agente extranjero no registrado, perjurio y varias acusaciones relacionadas con no reportar cuentas bancarias y financieras.

 

FUENTE: SINEMBARGO.MX

No hay comentarios

Dejar respuesta