Por Redacción

Hamburgo, Alemania.- Los presidentes de EU y Rusia, Donald Trump y Vladímir Putin, se reunieron hoy por primera vez cara a cara aprovechando su asistencia en la cumbre de líderes del G20, que se celebra en Hamburgo (Alemania).

Trump aseguró en una pausa de la reunión en la que se dirigió a los periodistas que la conversación entre ambos fue “muy bien” y que espera que “muchas cosas muy positivas” para EU, Rusia y todo el mundo sucedan a raíz de esta reunión.

Putin, por su parte, se mostró esperanzado de que de este encuentro salgan “resultados” y se dijo “encantado” de haberse entrevistado finalmente en persona con el Presidente de EU.

El estadounidense agregó que confía en que los contactos al más alto nivel entre Washington y Moscú prosigan tras esta primera reunión, y Putin destacó que sólo de forma personal se pueden abordar ciertas cuestiones críticas.

Luego, Trump y Putin se estrecharon la mano por unos segundos ante las cámaras en un apretón neutro, firme pero breve, muy diferente a otros del Presidente estadounidense que han dado lugar a multitud de comentarios.

Sus declaraciones a los medios se produjeron dentro de la sala donde tuvo lugar la bilateral, con ambos sentados en sendos sofás blancos, separados por una mesa con unas flores, y con la presencia tan sólo en la estancia de dos traductores, el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, y el secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson.

Esta pausa para la prensa tuvo lugar sobre las 16:15 hora local (14:15 GMT), entre las dos partes del encuentro que mantuvieron los dos líderes.

Un periodista le preguntó a Trump por la posible interferencia rusa en las elecciones pero el Presidente de EU, con las manos cruzadas, ignoró la cuestión.

EL ENCUENTRO PREVIO ENTRE LOS MANDATARIOS

Los presidentes se encontraron en uno de los pasillos de la cumbre del G20 y se saludaron ante los lentes de los diversos medios de comunicación presentes en el evento.

Antes del encuentro  en el marco de la cumbre del G20 en Hamburgo, Trump dijo en Twitter que ya esperaba reunirse “con líderes mundiales, incluyendo con Vladimir Putin. Mucho que discutir”.

Legisladores estadounidenses e investigadores federales continúan examinando la interferencia electoral de Rusia, junto con posibles connivencias entre miembros de la campaña de Trump y funcionarios de Moscú.

La Casa Blanca programó 35 minutos para la reunión.

Antes de Putin, Trump se reunió con el Presidente mexicano Enrique Peña Nieto.

Peña Nieto planeaba visitar la Casa Blanca poco después de que Trump asumiera el cargo, pero canceló el viaje debido a la insistencia del Presidente de Estados Unidos de que México pague por el muro que prometió construir a lo largo de la frontera para frenar la inmigración no autorizada. El mandatario mexicano insiste en que México no pagará.

FUENTE: SINEMBARGO.MX

No hay comentarios

Dejar respuesta