Por Redacción

La televisión mexicana transmitió un episodio del programa de Conan O’Brien grabado en México, en que el cómico estadounidense alabó la aportación de los inmigrantes mexicanos y recibió del ex Presidente de México, Vicente Fox Quesada, unas botas con un lema alusivo al muro de Donald Trump.

El programa, transmitido por la cadena Televisa, en cuyos estudios se llevó a cabo la grabación, se inició con una escena de O’Brien con traje caminando en el desierto hasta un puesto fronterizo vigilado por guardias mexicanos, que le piden su pasaporte.

Después de corregir la pronunciación de su apellido por parte de uno de los guardias, O’Brien dice: “Soy él, el comediante, presentador de televisión” y les muestra en su teléfono móvil una escena de él mismo bailando.

Sin reconocerlo, uno de los guardias comenta a otro “No nos están mandando a sus mejores”, parafraseando las declaraciones que el hoy presidente estadounidense Trump hizo durante su campaña electoral respecto a la inmigración mexicana.

“Tenemos una nueva política. Los estadounidenses están sujetos a un escrutinio extremo”, le explica un guardia, usando la expresión “extreme vetting” que Trump ha utilizado en relación con los inmigrantes de países musulmanes.

El humorista responde: “Veo lo que están haciendo. Tenemos gente nueva gobernando EU y eso está creando tensión entre nuestros países. Pero ustedes no pueden amontonar a todos los estadounidenses en un solo grupo. No es justo, es estereotipar”.

Los agentes estallan en carcajadas y uno de ellos dice “Este güey (tonto) sí que es comediante”.

Al revisar su maleta descubren una toalla de un hotel de Trump y O’Brien explica apenado: “Me quedé allí hace como 15 años, ¿ok? y me robé la toalla” mientras los guardias lo miran recelosos y su perro policía empieza a gruñir.

Mientras los agentes revisan la maleta, O’Brien cruza la frontera y se adentra corriendo en territorio mexicano, perseguido por el perro.

En el programa, el comediante conversó con el ex Presidente Vicente Fox Quesada (2000-2006), quien ha formulado fuertes críticas a las políticas del mandatario estadounidense.

Fox le obsequió unas botas con el lema “No fucking wall” (No al jodido muro), alusivo a la valla que Trump ha ordenado construir en la frontera con México.

A su vez O’Brien dijo que vive en Los Ángeles, donde “uno no puede caminar tres pies sin percatarse de las increíbles contribuciones culturales -comida, arte, arquitectura- que han hecho los mexicanos”.

Como ya se había revelado antes, Diego Luna fue uno de los invitados especiales y no dudó en bromear sobre algunas de las políticas de Trump, incluso relató que su primera escena sexual la filmó cuando tenía 12 años y que se sentía orgullo de representar a los latinos en la película Rogue One: Una Historia de Star Wars.

El actor mexicano llegó al foro con una botella de mezcal y lo felicitó por realizar este programa en México. “Estoy muy feliz que hagas esto. Significa mucho para nosotros, obviamente”, reveló.

Al final del programa, titulado “Conan without borders: Made in Mexico” (Conan sin fronteras: Hecho en México), O’Brien se despidió con un “¡Viva México! Gracias y buenas noches”.

FUENTE: SINEMBARGO.MX

No hay comentarios

Dejar respuesta