Por Redacción

Era casi un hecho. Sólo faltaba el anuncio oficial. Finalmente, este viernes se ha dado: Guadalajara será sede de la Serie del Caribe 2018. La máxima fiesta del beisbol latinoamericano llegará a la Perla Tapatía, luego de una votación unánime por parte de la Liga Mexicana del Pacífico.

Los presidentes de los ocho clubes que integran la LMP se reunieron mediante una conferencia telefónica para decidir la ciudad que albergaría el evento, durante la primera semana de febrero próximo. Originalmente, la Serie del Caribe debía realizarse en Venezuela, país que declinó ante el tenso clima político y social que vive.

Así, México levantó la mano para recibir la fiesta beisbolera. Tras autorizarse la sede, solo restaba que el país anfitrión definiera la ciudad donde se jugará. Y Guadalajara fue electa sin oposición alguna, luego de los buenos resultados de organización que ofreció hace algunos meses, al recibir el Mundial de Beisbol.

Con tan poco tiempo para organizar la Serie del Caribe, los dirigentes del beisbol mexicano en el Pacífico optaron por Guadalajara gracias a la capacidad que demostró el Estadio Charros apenas en marzo pasado, durante el Mundial de Beisbol que cumple con estrictas medidas de organización, vigiladas por las Grandes Ligas.

El Estadio Charros no es el más grande del circuito. Su capacidad es inferior comparada con la de otros escenarios de la Liga del Pacífico. Sin embargo, la afición tapatía respondió de gran manera durante el evento internacional realizado de marzo pasado.

Apenas concluida la fase de grupos del Mundial de Beisbol que se realizó en Guadalajara, el presidente de los Charros de Jalisco, Armando Navarro, expresó su deseo de que la ciudad albergara una Serie del Caribe en el futuro próximo. Contó con el permanente apoyo del gobernador del estado, Aristóteles Sandoval y ahora la sede de la fiesta latinoamericana del beisbol es una realidad.

Ahora, vendrá una parte fuerte de trabajo no solo en la sede, sino en el equipo tapatío. Los Charros de Jalisco tienen poco tiempo de haber reaparecido en el beisbol profesional. Es la primera vez que esta novena se integra a la Liga del Pacífico y sus resultados han venido a menos en la última temporada.

Pero con la sede ya asegurada de la Serie del Caribe, la dirigencia jalisciense pretende conformar un equipo poderoso, que pueda luchar por el campeonato en la próxima temporada de la Liga del Pacífico. Y es que en caso de conquistar el título, jugaría como local el evento más importante del beisbol latinoamericano.

FUENTE: SINEMBARGO.MX

No hay comentarios

Dejar respuesta