FOTO: ISABEL MATEOS /CUARTOSCURO.COM
  • Narco intereses vs transparencia

Por: JESUS PERSINO ESCALANTE

La historia, esta gran maestra de la humanidad nos ha mostrado que hay ciclos que su cumplen fatalmente y de manera inexorable algo tiene que morir para que algo surja a la vida.

En nuestro país se han experimentado diversas administraciones desde que México surge como nación, hemos visto contiendas entre realistas e insurgentes, liberales y conservadores, cristeros contra revolucionarios, socialistas contra imperialistas, reaccionarios contra nacionalistas, izquierda contra derecha, narcoestado contra sociedad etc, etc, etc.

En todas esas trifulcas, algunas horrorosamente sangrientas se han asumido y mantenido el poder por medio del terror y el dinero.

La ambición desmedida de quienes aspiran a tener el control de la riqueza nacional, se han aliado a propósitos del extranjero que despojan con sus sicarios de sus suelos, tierras y recursos a los pueblos originarios, explotan el trabajo de los débiles, sumen en la ignorancia y discriminan a la gran mayoría de nuestro componente social; jóvenes que se han preparado en diversas instituciones y alcanzan créditos hasta de posgrado, ven frustrados sus oportunidades de trabajo.

La continua migración de cerebros y la potencialidad de trabajo de hombres y mujeres en sus mejores etapas, ha dejado pueblos enteros fantasmas con sólo niños y ancianas en donde los adultos mayores son anulados y sobreviven con la esperanza de la remesa.

Por otro lado la familia presidencial y la élite de líderes y políticos corruptos, hacen abuso excesivo de aeronaves que con frecuencia los trasladan a los lugares más paradisíacos y exclusivos en el país y el extranjero. El derroche escandaloso en joyas, autos, residencias, placeres, ofenden la miseria lacerante en que sobreviven los jornaleros del campo y los trabajadores que para aliviar sus males sólo cuentan con un Seguro Popular si bien les va.

Este es el sistema que prevalece en el México posrevolucionario envuelto en la corrupción, impunidad e indiferencia que no puede ocultarse a la vista del concierto internacional que califica a nuestro país como un estado corrupto y asesino, tomando como base los innumerables hallazgos de fosas clandestinas, asesinatos y desapariciones por las fuerzas del gobierno.

Los grandes negocios realizados con la obra pública y el dinero negro canalizado a los procesos electorales quedan cada vez más al descubierto.

Por eso es el tiempo de la organización real y efectiva de los ciudadanos que se animan y combaten la apatía, la inercia y desinterés de la gran mayoría de la sociedad para dar una batalla frontal a las mafias del poder con una plataforma horizontal enmarcada en las leyes que se han logrado alcanzar a favor de la fiscalización de cuentas, transparencia, derecho a la información y derechos humanos entre otros.

Esta contienda se va construyendo en contra de las injusticias y abusos de las administraciones partidistas. Porque es ahí en la discordia que los Partidos Políticos ejercen por mantener sus privilegios donde se encuentra la mayor resistencia al cambio ya que no se quieren ir y éstos usan sin decoro a la Cámara de Senadores, la de Diputados, las Legislaturas locales como fortalezas impenetrables para contener los avances que la sociedad demanda.

En esta contienda de fuerzas desiguales pronto se verán mejores resultados y digo desiguales porque el pueblo somos la mayoría y la élite abusadora ya está plenamente identificada y en decadencia realmente son unos pocos y es el momento de ir con todo en contra de ellos.

Y el Sistema Nacional Anticorrupción es un embrión que ya respira y a su cuidado y desarrollo debemos empeñarnos todas aquellas que queremos mejores tiempos para que nos suceden.

No hay comentarios

Dejar respuesta